viernes, 10 de agosto de 2007

El nacimiento del Cristianismo en Occidente



El Cristianismo surge debido a Jesús de Nazaret, el primer periodo de esta religión es llamada Cristianismo primitivo que se produce mediante los judíos; pero esto luego fue cambiando, ya que comienzan a integrarse personas que no eran judas. Cornelio fue la primera persona no judía en integrar el Cristianismo.

Uno de los grandes personajes del Cristianismo es San Pedro, quien Jesús confió para que cree la Iglesia, pero aparte de San Pedro otro personaje que influye de gran manera en el Cristianismo es San Pablo, quien tal vez puede ser igual o más importante como lo fue San Pedro.
San Pablo siendo Judío como todos los Apóstoles, planteó que no se debe amoldar el Cristianismo a las costumbres Judías, porque esto limita a la religión, y con esto él comienza a propagar el Cristianismo de una manera distinta. Podemos resaltar que Pedro era sumamente creyente, un hombre con mucha fe y por otro lado Pablo, que fue sumamente inteligente y quien le abre las puertas del Cristianismo al resto del mundo, es quien le da un carácter universal.

En el año 95 d.C. se produce la muerte de Juan y con esta termina la etapa apostólica, eso sí hay que dejar en claro que los apostólicos nunca escribieron, ya que estos no sabían leer ni escribir.
Paralelo a esto, se comienza a producir un arduo y permanente seguimiento a los cristianos, en un comienzo surgen las persecuciones literarias y luego las persecuciones violentas. Con estas persecuciones nacen los Mártiles, esto trata de que los cristianos mueren por sus ideales, defendiendo sus creencias.


Los evangelios son la palabra de Dios, son cuatro los reconocidos: Mateo, Marcos, Juan y Lucas; si bien hay muchos más escritos pero no fueron reconocidos, es decir, son Apócrifos.

Un personaje importante en el cristianismo es Constantino, este ve en el cristianismo una futura posibilidad para emplear en el imperio romano y es por esto que da libertad de culto a sus seguidores y se terminan con las persecuciones; es más Constantino llama al Concilio de Nicea, aquí los seguidores del Cristianismo se pondrán de acuerdo en lo que creen y resultado de esto crean el Credo.



Más tarde el emperador Teodosio es quien promulga el cristianismo como la religión oficial del imperio romano.

Pero esta religión no esta exenta de problemas uno de estos fueron las herejías, estas se produjeron porque estaba la problemática que si Cristo era Divino y Hombre a la vez; unos grupos decían que era solamente Divino y otros que era solamente Hombre, estos eran los Gnósticos planteaban que todo lo material era malo, por ende Cristo no puede ser hombre.
Ante esto aparece el pensamiento de San Antanasio quien dice que Cristo es Divino y Hombre a la vez, que es Trinitario y mediante este pensamiento es que se perseguirán a los cristianos herejes, es decir, los que estaban en contra de este pensamiento.

Comienzan a aparecer los primeros teólogos, el primero fue Orígenes, este decir que al final de los tiempos las almas condenadas pueden tener una segunda oportunidad, es por este pensamiento que la Iglesia lo margina.

Es importante mencionar a San Jerónimo ya que él fue quien tradujo la Biblia que estaba en Aramo y griego al latín, la lengua del imperio, esto es llamado Vulgata y es traducida para el pueblo.

Surge el Monacato Occidental gracias a esto es que la religión católica no se acabo junto con la caída del imperio romano y las invasiones germánicas. Aquí son los Celtas junto a San Patricio quienes toman un papel fundamental, ya que irán haciendo distintos monasterios en las diversas ciudades esto para que se produzca la conversión al catolicismo; es más terminaran convirtiendo a los Anglosajones, Visigodos, y Francos en católicos.
También hay que mencionar a San Columbano, él va de Irlanda hasta Francia creando en las distintas ciudades que pasaba monasterios y por otro lado está San Benito quien funda la orden Benedictina y más aun hace que se cumpla en todos los monasterios.

Ahora volviendo al Catolicismo podemos decir que no hay verdad sin vida, ni vida sin verdad, tienen que haber un complemento de ambas.
La Iglesia Católica es de la idea teocentrista, es decir, Dios es el centro del hombre, es trino, acompaña siempre al hombre, es la divina providencia.
En esta Iglesia se comienza a valorar al ser humano como persona, ya que antes este no se respetaba, no se valoraba como una persona sino que por ejemplo: Una individuo que tenía una enfermedad mortal o severa lo asesinaban ya que según ellos ya no servía. Entonces con el cristianismo esto comienza a cambiar, porque sin importar el estado de la persona se valoraba como tal. Ahora como dato podemos decir que en el cristianismo se crea la definición de Persona.